EL HILO INVISISIBLE

La Corporación Mondragón lleva años siendo referente en innovación en su gestión. Han sido y siguen siendo pioneros en el difícil arte de la participación.
La empresa vasca ha sido tradicionalmente autoritaria y paternalista y todavía hoy probablemente sea el estilo imperante. Con esto no quiero decir que este estilo en un momento determinado de la historia no funcionara, sin embargo tengo claro que hoy no se puede dirigir ni liderar como hace unos años. Hoy en día podemos decir sin ápice de duda que la participación es una realidad cada vez mayor.
Hay quienes en este proceso de cambio en la gestión han confundido participación y autogestión con deserción y aunque tengo claro que el estilo autoritario no es santo de mi devoción, me parece siempre mejor ser autoritario que” no ser” nada.
Las empresas vascas adolecen de tener muchos equipos huérfanos que aunque aparecen representados en un organigrama por una persona responsable de ellos, de facto, esta persona no ejerce, especialmente cuando hay problemas.
También prefiero un millón de veces más un/a responsable autoritario/a, a otro disfrazado de ello, es decir, alguien que viste de participativo- participativa pero que cuando del equipo surge una decisión que no comparte, vuelve a su ser real, y a su instinto más primario, que es el autoritarismo.
Se necesita muchísima más madurez personal y muchísimo más valor y humildad para dirigir desde la participación que desde cualquier otro estilo.
El liderazgo participativo requiere tener un proyecto ilusionante, mejor dicho, APASIONANTE y dar participación a las personas para construir ese proyecto y llevarlo a cabo a través del compromiso.
La Universidad de Mondragón lleva años abanderando el camino de la participación. Un camino que no es fácil porque cuando las personas se han acostumbrado a ser lideradas desde un estilo autoritario o paternalista, la responsabilidad da vértigo. Se requiere creer mucho en las personas y en el potencial que llevan dentro para querer liderar semejante cambio de estilo de dirección o como ellos y ellas suelen necesitan personas que QUIERAN DAR UN PASO ADELANTE y asumir la responsabilidad de protagonizar decir, “de coordinación”.
No importa la palabra, lo crucial es el sentido y lo que está claro es que nuestras organizaciones el cambio.
Hoy en HUHEZI (Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación) un excelente y ejemplar grupo de coordinadores y coordinadoras, me ha enseñado lo que es EL HILO INVSIBLE y lo quiero compartir con vosotros. El hilo invisible es el proyecto apasionante, el plan de acción, la actitud, la pasión, el compromiso, el servicio, el rigor, la atención a otros, las competencias conversacionales, la confianza, la responsabilidad etc con la que un/a líder excelente teje un equipo con esfuerzo, en la sombra, a través de la participación dando siempre el protagonismo al equipo. Mila esker HUHEZI!!!!


«
»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *