Un emprendedor no nace, se hace, aunque debe contar con algunas cualidades particulares

Enlace a artículo

EDICIÓN IMPRESA
ALTO UROLA
ALTO UROLA

Juan Luis Urcola ofreció una charla en la que analizó las características y los requisitos de los emprendedores
«Un emprendedor no nace, se hace, aunque debe contar con algunas cualidades particulares»

MIRYAM GALILEA/
ALTO UROLA / Juan Luis Urcola ofreció una charla en la que analizó las características y los requisitos de los emprendedores
Unas 25 personas, entre empresarios y futuros emprendedores acudieron a la conferencia; a la derecha, Juan Luis Urcola, al finalizar su exposición. [M. GALILEA] Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

ALTO UROLA. DV. Dentro de la semana de la persona emprendedora, Uggasa organizó una conferencia con la que de manos de Juan Luis Urcola, consultor y formador de directivos, los asistentes pudieron saber quién puede ser emprendedor, las características, la motivación, los requisitos personales y riesgos a contemplar cuando ponemos en marcha una empresa, entre otros factores.

Unas 25 personas entre empresarios-as y futuros emprendedores acudieron a la ponencia, en la que con toques de humor y ejemplos reales, Juan Luis Urcola ayudó a resolver algunas de sus dudas.

Según el ponente, «una persona emprendedora es aquella promotora de una idea, que en un momento determinado detecta una necesidad, carencia, deficiencia, o simplemente porque disfruta de un hobbie, decide poner su propio negocio», dijo.

Dentro de los emprendedores se distinguieron cuatro grupos: el emprendedor laboral o autónomo, que es el que busca su propio trabajo; el emprendedor empresarial, que tiene idea de que ese negocio crezca; el emprendedor por necesidad; y el emprendedor visionario. «Los que más abundan son los de necesidad y los autónomos», aseguró Urcola. «De todas maneras hay que tener en cuenta que la mayoría de las personas pueden ser emprendedoras: el emprendedor, aunque a veces nace, fundamentalmente se hace; pero hay que tener algunas cualidades», explicó.

Las personas emprendedoras normalmente tienen entre 25 y 35 años, aunque podemos encontrar de todas las edades; suele haber tanto hombres como mujeres, aunque últimamente hay más emprendedoras; suelen ser personas en paro o que han finalizado sus estudios; esos estudios suelen ser profesionales y la actividad mayoritaria son los servicios; finalmente, muchos tienen antecedentes familiares.

Las personas emprendedoras son gente con iniciativa, con ganas de luchar, con disponibilidad de tiempo, son idealistas, ilusionados, decididos, gente dispuesta a asumir riesgos… Es muy importante confiar en sí mismo, y conocer el negocio, los clientes, los competidores, hay que tener capacidad de decisión y saber asumir riesgos, tener imaginación, ser riguroso…

Riesgos

Las personas emprendedoras tienen que contemplar una serie de riesgos. Uno de ellos es el financiero, ya que normalmente la apertura de un negocio lleva consigo una inversión; también está el riesgo familiar, ya que necesita mucha dedicación; los psíquicos, porque hay que tener en cuenta la frustración cuando se fracasa; y finalmente los operativos, que son los que aparecen al depender de un solo producto, al carecer de patente, facilidad de compra…

Hay seis puntos muy importantes para ser un buen emprendedor: saber del negocio, de comprar, de producir, de vender, de administrar y de dirigir.

Cuando un negocio fracasa puede ser por distintas causas; hay que tener en cuenta que el 70% de los negocios que se montan no superan los 4 años de vida. En ocapuede ser por no tener suficientes conocimientos o experiencia; cuando se actúa por impulsos, cuando no se ha hecho el plan de vialbilidad, cuando los objetivos están poco claros, se carece de recursos, la falta de apoyo, una inadecuada valoración de la competencia, erróneas previsiones de futuro…


«

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *