DE LA PROACTIVIDAD A LA PREACTIVIDAD

Daniel Burrus, considerado como uno de los líderes mundiales en previsión sobre las tendencias de la tecnología y experto en innovación, en uno de sus últimos trabajos “Flash Foresight: how to see the invisible and do the impossible” defiende la necesidad de cambiar de una actitud PROactiva a una PREactiva.

Cuando tratamos de adecuarnos a cambios del entorno, normalmente nos fijamos en aquellos aspectos o innovaciones más recientes en ese momento y se toma como referencia a modo de buena práctica o como un objetivo a emular. Mientras se inician los trabajos de adecuación de las estructuras de la empresa, o se define el nuevo proyecto, el tiempo discurre y el vertiginoso cambio hace que la buena práctica o la ventaja comparativa de la competencia que se quería imitar haya sido sustituida por otra distinta.

De este modo, cuando la organización o empresa está dispuesta a lanzar el producto que quería imitar, la realidad ha cambiado y seguramente con ella también el propio producto o práctica. Es como si tratáramos de disparar a un objetivo en movimiento. Lo primero que aprenden los cazadores noveles es que cuando las aves van de paso, hay que apuntar un poco más adelante en la trayectoria del vuelo, en el momento justo del disparo. De lo contrario el tiro resultará fallido.

Esta es la idea a la que se refiere Daniel al abogar por la PREactividad y afirma que lo importante es analizar no tanto la situación en la que se halle la empresa, producto o servicio que queramos incorporar en nuestro realidad, sino en identificar la tendencia prevista de los mismos, fijándonos para ello en el proceso de cambio y transformación seguido por la misma a lo largo del tiempo.

El ejemplo de la rueda podría servir de ilustración. Seguramente las primeras ruedas fueron de piedra, toscas y poco a poco fueron mejorando, en su forma, en sus materiales (madera combinada con hierro,… goma,… cámara de aire,… ) hasta llegar a la amplia gama que conocemos y utilizamos en nuestros días. Pues bien, proyectar el proceso de transformación en el tiempo y apostar por lo que pudiera ser la rueda del futuro, es de lo que trataría la anticipación asociada a la Preactividad. ¿Qué características son esperables en las nuevas ruedas? ¿Serán de mismo material? ¿Tendrán nuevos usos? … muchas cuestiones podrían plantearse en el proceso de anticipación a las ruedas de nuestros nietos…

Se trataría de usar nuestros ojos para mirar a las cosas de forma diferente, de ver lo imposible como posible….¿quién hubiera dicho hace tan solo dos décadas que sería posible “producir”, escribir mientras viajamos en el autobús de vuelta a casa?… Pues eso… que se lo digan a nuestros abuelos…


«