El Valor de “UN TRABAJO CON SENTIDO”

EL VALOR DE UN TRABAJO CON SENTIDO

La organización Gallup, que lleva estudiando el compromiso y la motivación desde la década de 1990, ha revelado que sólo alrededor del 30% de los trabajadores de USA se sienten plenamente comprometidos y motivados en sus trabajos. Estos estudios demuestran que el número de empleados desmotivados supera el de los comprometidos y motivados.
Basándose en esta investigación, la organización Gallup identificó tres tipos de empleados:
1.- Los empleados comprometidos y motivados que trabajan con pasión y sienten una profunda conexión con la compañía (30% de los trabajadores aproximadamente).
2.- Los trabajadores desmotivados que tienen básicamente la cabeza en otro sitio (en torno al 52% de los trabajadores).
3.- Los trabajadores activamente desmotivados que no sólo están descontentos en su trabajo, sino que además se dedican a escenificar su descontento.
Otros resultados de la encuesta “What´s Working Survey”, realizado por Mercer a 30.000 trabajadores de diecisiete países, repiten estas alarmantes cifras de desmotivación. Según Mercer, casi uno de cada tres trabajadores estadounidenses (el 32%) se está planteando seriamente dejar la empresa.
En otro estudio global llevado a cabo en el sector industrial por Steelcase, más de un tercio de los trabajadores de diecisiete de las economías más importantes del mundo estaban desmotivados.
Según la revista Forbes, el compromiso sigue siendo la primera preocupación, con un 87% de las compañías encuestadas que consideran que la cultura y el compromiso son sus prioridades principales.
En sus intentos de incrementar el compromiso, muchos departamentos de recursos humanos están implementando prestaciones tales como programas de asistencia sanitaria y bienestar, teletrabajo, horario flexible, trabajo compartido, paternidad remunerada y permisos de adopción, formación permanente, orientación, planes de jubilación, tiempo libre para voluntariado, comida gratis, escritorios de pie e incluso el permiso de llevar mascotas al trabajo. Sin embargo, aunque algunos de estos programas se traducen en un incremento de los niveles de satisfacción de los empleados, en muchos casos no sucede así.
Como vemos a raíz dela encuesta de Gallup y de otras similares, el nivel de compromiso de las compañías estadounidenses ha permanecido obstinadamente bajo.
¿Por qué?
Necesitamos llegar hasta la causa principal del problema del compromiso, y dicha causa primordial es LA FALTA DE SENTIDO.
Necesitamos partir de motivaciones intrínsecas, originadas en el interior del individuo. El compromiso auténtico comienza con el sentido personal, con la comprensión de nosotros mismos (de nuestros intereses, talentos y motivaciones), antes de pasar a la comprensión del sentido del trabajo real, incluida nuestra forma de contribuir a él.
Si logramos conectar con el sentido más profundo dentro de nosotros mismos y con el sentido más profundo de nuestro trabajo, estaremos más comprometidos y motivados.
En resumidas cuentas, ¡El sentido antes que el compromiso!
Si te interesa este tema, encontrarás una visión ampliada en el magnífico libro de Alex Pattakos y Elaine Dundon, titulado “Prisioneros de nuestros pensamientos”.


«

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *